ecologia_concierto_1_L

14° Festival Internacional de Música y Ecología de Valle de Bravo, AC

Operado por el Patronato del Festival Internacional de Música y Ecología de Valle de Bravo


14º Festival de Música y Ecología Valle de Bravo.

FIME 2010
Compromiso medioambiental


El Festival Internacional de Música y Ecología de Valle de Bravo busca mediante diferentes expresiones artísticas, sensibilizar a la población de la cuenca Valle de Bravo – Amanalco de la necesidad de  valorar y conservar la belleza natural y cultural de la que todos somos parte.

A partir del año 2002 el Festival Internacional de Música y Ecología de Valle de Bravo incluyó como una de sus prioridades la conservación de la cuenca hidrológica Valle de Bravo - Amanalco.  Desde entonces se apoyaron esfuerzos que han contribuido significativamente a la conservación del lago, bosques y el desarrollo comunitario de la cuenca.

El Festival ha apoyado programas de educación ambiental y de educación en general, de salud de la mujer, proyectos productivos que dan alternativas económicas al aprovechamiento del bosque, pago por servicios ambientales, de construcción de ecotécnias en la cuenca media y alta, entre otros.

Con los recursos obtenidos en 2009, el FIME colaboró con diferentes organizaciones, especialmente la Fundación Pedro y Elena Hernández y el Fondo Pro Cuenca para mantener los programas antes mencionados. De manera destacada, trabajó junto con la Comisión Estatal de Parques del Estado de México, CEPANAF, y la Comisión de Cuenca Valle de Bravo – Amanalco, en los programas de conservación y restauración del parque estatal Monte alto, especialmente en la delimitación de su frontera Poniente, lo que permite garantizar la integridad territorial del área protegida, principal reserva ecológica de Valle de Bravo, e importante área de educación ambiental y esparcimiento de la población local.

Compromiso ambiental 2010:

Quienes integran el consejo directivo del Festival Internacional de Música y Ecología de Valle de Bravo consideran necesario continuar sus compromisos con el medio ambiente y las comunidades de la cuenca Valle de Bravo – Amanalco. En 2010 el Festival continuará apoyando importantes programas sociales y ambientales en proceso:

•    Programa de Detección Oportuna de Cáncer Cérvico Uterino. En funcionamiento desde 2001, este programa que colabora con el Dispensario Tonantzin, el Patronato Pro Valle de Bravo y la Fundación Pedro y Elena Hernández, ha atendido 11,481 pacientes de la cabecera municipal y diferentes comunidades.


•    Programa de Educación Ambiental de la Cuenca Valle de Bravo – Amanalco. Este programa que opera desde 2006 con fondos del FIME, de la Fundación Pedro y Elena Hernández y de la Fundación Casa Pedro Domecq, está presente en 33 comunidades, ha trabajado con mas de 4,500 alumnos y 25,000 personas adultas, ha equipado 15 aulas de medios (150 computadoras con software educativo) y beneficiado a mas de 2,500 alumnos de manera directa.


•    Programa de Pago por Servicios ambientales en Corral de Piedra, Amanalco. En funcionamiento desde 2006, este programa operado por la Fundación Pedro y Elena Hernández, es un prototipo que mediante la protección de 200 hectáreas de bosque en la parte alta de la cuenca, ha permitido marcar referentes de la manera en que es posible promover el cuidado de áreas ambientalmente estratégicas junto con el desarrollo de sus comunidades ( www.corraldepiedra.org.mx ).  

Como principal acción para el 2010, el Festival apoyará un novedoso y ampliado esfuerzo de conservación de los bosques y áreas ambientalmente estratégicas de la cuenca media y alta. Junto con la Comisión de Cuenca Valle de Bravo Amanalco, la Protectora de Bosques del Estado de México, PROBOSQUE, la Comisión Nacional Forestal, CONAFOR, el Consejo Civil Mexicano para la Silvicultura sostenible, CCMSS, el Fondo Procuenca Valle de Bravo y la Fundación Pedro y Elena Hernández, se integrará un programa común de trabajo enfocado en la conservación de bosques, cobertura vegetal y conservación de suelos (para evitar que la presa de Valle de Bravo se siga azolvando). Cada instancia participante será responsable de sus propias acciones, pero manteniendo una visión común que permita evaluar anualmente los resultados obtenidos. A través de esta estrategia consensuada, los fondos del FIME y de las organizaciones participantes, obtendrán contrapartes de la CONAFOR y de PROBOSQUE, destinados al pago de servicios ambientales, teniendo como meta proteger 10,000 hectáreas (actualmente se protegen aproximadamente 2,000).

 

Ver Programa

Ver mas de este tema


Imprimir esta Pagina
Comentarios
 
 
 
 
 
 
 

“Una sociedad bien informada es una sociedad más responsable, que está en posibilidad de hacer los esfuerzos necesarios para proteger su entorno y así forjar un mejor futuro para las nuevas generaciones”

Roberto Hernández Ramírez